viernes, 1 de mayo de 2015

Creo que lo encontré capitulo cuatro

Lea también los capítulos anteriores en este mismo blog
Capitulo cuatro
Afuera de la gruta el cielo se empezó a despejar lentamente y ceso la lluvia, un suave viento sur comenzó a soplar. Era hora de continuar la marcha.
Salí al borde de la cueva y me deje guiar por una corazonada.
Si el eremita estaba cerca seguramente había encendido una fogata en algún lugar de aquella montaña. Si alcanzaba distinguir el humo me guiaría a su encuentro.
Tome mis prismáticos, me subí a una gran roca que me permitía mirar un amplio entorno y comencé la recorrida visual, de pronto una estela de humo gris atrapo mi interés ¡¡¡Lo había encontrado!!!
(continuara en un próximo capitulo)